El mes de agosto será una fiesta constante en la provincia de Burgos

Durante el período estival el territorio burgalés acogerá varios festejos, como la Fiesta Romana, de interés turístico de Castilla y León, que atraerán a numerosos curiosos.
En agosto, en Burgos se celebran algunas de las fiestas populares de mayor tradición e interés turístico de Castilla y León.
En agosto, en Burgos se celebran algunas de las fiestas populares de mayor tradición e interés turístico de Castilla y León.

Si metemos en una coctelera el folclore, la cultura, el patrimonio, la gastronomía y la alegría de la gente obtenemos un cóctel veraniego para el mes de agosto que se llama provincia de Burgos y, si lo maridamos con el paisaje y la magia de cada uno de los rincones que esconden las más de mil poblaciones que la forman, conseguimos darle el toque de perfección a este combinado de experiencias y vivencias. Y es que durante dicho mes estival todo el territorio burgalés se viste con sus mejores galas para celebrar algunas de las fiestas populares de mayor tradición e interés turístico de Castilla y León.

Eventos divertidos que atraen a numerosos viajeros que se acercan hasta el territorio burgalés para conocer, disfrutar y, sobre todo, desconectar del estrés del día a día. Es el caso, por ejemplo, de las fiestas de la Romería de Nuestra Señora de las Nieves, en las Machorras, que se celebra el 5 de agosto y que se relaciona con la trashumancia estacional. Todo un acontecimiento de interés turístico que implica a todo el pueblo, ya que sus habitantes son los actores principales de una escena teatralizada en la que un grupo de danzantes, personas disfrazadas de ovejas, son dirigidos por un mayoral. También hay más personajes como el rabadán, un niño pequeño que azota a otra de las figuras, y el lobo, que pide limosnas a todos los que acuden y, de no pagar el tributo, no les permitirá la entrada.

Algunas de estas fiestas tienen tradición histórica como ocurre en Lerma y su popular Fiesta Barroca, que se celebra durante los días 2 y 3 de agosto. Un evento que tiene lugar desde el siglo XVI, cuando el Duque de Lerma y Felipe III quisieron demostrar el poderío de España al resto de cortes europeas y lo hicieron con fiestas deslumbrantes, llenas de colorido, de ruidos, de elementos populares y artísticos y en donde participaban el pueblo y la nobleza. Las calles y la localidad de Lerma se engalanan para trasladarse, por un día, a los albores del año 1500 y celebrar esta fiesta donde el viajero podrá maravillarse y divertirse con los zancudos, los bailarines, la música de trovadores, teatro en las calles y los conciertos de órgano.

Numerosos pueblos reviven tradiciones ancestrales.
Numerosos pueblos reviven tradiciones ancestrales.

O la Tragedia de los Siete Infantes de Lara, una representación teatralizada, en castellano antiguo, por las gentes de Castrillo de la Reina durante los días 9, 10 y 11 de agosto. Tres días en los que todo el pueblo se viste con trajes de la Edad Media para rememorar el infortunio de estos hermanos que fueron decapitados a causa de las rencillas entre dos familias nobles de la época. Esta festividad se basa en la obra “El Bastardo”, de Lope de Vega.

Y una cita ineludible para todo viajero y burgalés que se precie, y que está marcada como una fecha de interés cultural y social en toda la provincia, es el Cronicón de Oña, que se desarrolla en Oña del 12 al 16 de agosto. Los papeles de reyes, condes, princesas, doncellas, soldados, obispos o guerreros árabes se reparten entre los más de 200 onienses que forman parte de la organización de esta representación teatral de uno de los acontecimientos históricos destacados en la localidad: la fundación del monasterio de Oña. Así, personajes como el Cid Campeador o doña Urraca pasearán sobre el escenario entre escenas de batallas, conspiraciones políticas, escarceos amorosos o intrigas palaciegas.

Como hay gustos para todos los tipos de viajeros en la provincia de Burgos, también se descubren otros acontecimientos festivos en torno al mundo del vino, el folclore y la historia. Y es que, la Fiesta Romana de Baños de Valdearados, que se celebra los días 24 y 25 de agosto, hace que tanto el pueblo como sus habitantes se sumerjan en sus orígenes romanos para festejar por todo lo alto al Dios Baco y, ataviados con sus mejores galas romanas, conviertan el casco antiguo de esta localidad burgalesa en una antigua población de aquella era, con puestos de venta, demostraciones de aficiones tradicionales y animación de calle.

También se puede disfrutar de la naturaleza.
También se puede disfrutar de la naturaleza.

Y para repartir emociones y fiestas, durante el último fin de semana de agosto, concretamente el domingo 25, los habitantes de las localidades de Atapuerca, Olmos y Agés viajan hasta la Edad Media para recordar la Batalla de Atapuerca, un acontecimiento histórico que, en 1504, enfrentó a los reyes y hermanos García de Navarra y Fernando I de Castilla. Para los más curiosos existe un hito de caliza que rememora esta batalla, Piedrahita.

Todo un calendario de actividades para conocer la provincia de Burgos durante el mes de agosto y disfrutar de su cultura, su naturaleza y paisaje, su patrimonio, su gastronomía pero, sobre todo, de sus gentes.

Una respuesta a “El mes de agosto será una fiesta constante en la provincia de Burgos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *