El 70% de las incidencias en viajes para mayores son canceleaciones y traslados por urgencias

Repatriaciones y gastos derivados del desplazamiento y estancia del acompañante o de un familiar suponen el resto de las reclamaciones por parte de los viajeros.

Según un estudio elaborado por el departamento Business Analytics de InterMundial, las principales incidencias en los viajes de mayores de 60 años se producen por problemas de salud. Las cancelaciones suponen un 35%, los traslados de urgencia al hospital, otro 35%, el desplazamiento y la estancia del acompañante o de un familiar conllevan un 15% y la repatriación el 7%. También se da el regreso anticipado del viajero por hospitalización de un familiar en el 1,66% de los casos.

El segmento senior en España destina una buena parte de su jubilación a disfrutar del ocio y a viajar. Sin embargo, mientras muchos mayores de 60 años se encuentran con plenas capacidades para trasladarse y realizar múltiples actividades durante sus desplazamientos, otros, sobre todo los de edad más avanzada, pueden encontrarse en situación de necesitar un rápido acceso a servicios sanitarios y hospitalarios durante sus viajes.

De hecho, casi la totalidad de las incidencias en viajes de los mayores se deben a problemas de salud. Así lo afirma un estudio elaborado por el departamento Business Analytics de InterMundial, según el cual, el 35% de los viajeros senior se ve obligado a cancelar sus viajes por enfermedad antes de iniciar el desplazamiento.

El segmento senior en España destina una buena parte de su jubilación a disfrutar del ocio y a viajar.
El segmento senior en España destina una buena parte de su jubilación a disfrutar del ocio y a viajar.

Una vez comenzado el viaje, el 35% de las incidencias se debe al traslado de urgencia del viajero al hospital, y el 15%, al desplazamiento y la estancia de su acompañante (9%) o de un familiar (6%). En los casos más graves se necesita una repatriación (7%) del enfermo hasta el hospital más cercano a su residencia, o a su propio domicilio, lo que también supone el regreso del acompañante (3%). La prolongación de la estancia (2,6%), es otra de las causas. También hay ocasiones en que el viajero regresa anticipadamente por hospitalización o fallecimiento de un familiar, y esto supone un 1,66%.

La importancia de ir bien protegido
Por eso es importante que los viajeros mayores de 60 años lleven un seguro de viajes con amplias coberturas médicas y de hospitalización, que les permita acceder con rapidez a los servicios sanitarios, y que incluya coberturas de anulación, pues la salud de muchos es frágil y hay una mayor frecuencia de cancelación que en otros sectores de la población. Por este mismo motivo, debe estar cubierta la interrupción del viaje y pérdida de servicios contratados y no disfrutados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *